02 abril, 2009

Gracias a todos

Más de 300 post y 2 años y medio después, y ante la poca/nula actividad que venía teniendo, creo que es justo decir un adiós y anunciar que este blog dejará de actualizarse. Desde hoy podreís encontrarme en Café fútbol, una página colectiva infinitamente más completa de lo que yo podría ofrecer en solitario, donde empiezo con una ilusión renovada. Aquí dejaré los enlaces de mis artículos.
03/04/2009: El fútbol de todos
04/04/2009: Una Bundesliga en el aire

18 diciembre, 2008

Apertura 2008. Triangular final: San Lorenzo 2-1 Tigre

Fácil para el Ciclón
En el neutral campo de Vélez, San Lorenzo volvió a ser el de las primeras diez fechas del campeonato y no tuvo problemas para vencer al novato Tigre, superado por la situación. Al conjunto de Russo le bastó la primera mitad para arrollar a su rival, al que dejó vivo por su falta de definición. En la reanudación las fuerzas se igualaron pero el gol de Lázzaro no sirvió para nada. Si gana el sábado a Boca, San Lorenzo se lleva el Apertura.

40 años después un triangular final define el título en Argentina. En aquella ocasión, el único antecedente hasta ahora, los componentes eran otros, River Plate, Racing y Vélez. De nuevo dos de los cinco grandes se encuentran en la pelea (Boca Juniors y San Lorenzo) mientras que Tigre partía como acompañante, con pocas opciones reales de título, algo que ha confirmado en este primer encuentro. Sus actuaciones en los dos últimos años en primera han sido sobresalientes, pero a la hora de la verdad le falta dar el paso definitivo.

San Lorenzo aplastó a Tigre. Tras un arranque algo nervioso e impreciso, con momentos de tanteo y sin dominio claro en el primer cuarto de hora, los de Almagro se hicieron con el balón y todas sus piezas de centro del campo y ataque comenzaron a cumplir su función al mejor nivel, conectando colectivamente y volviendo loca a la defensa de Tigre. Después de un aviso de Santi Solari e imponiéndose con mayor determinación minuto a minuto, en el 18 llegó el primero. Importante robo de Ledesma en campo contrario, desde la izquierda la puso Solari para que Barrientos remachara en área pequeña.

El gol sirvió para que San Lorenzo se agigantara y achicara a Tigre. Fueron minutos donde los de Cagna no olieron el balón y defensivamente se mostraron distraidos. En el 20, en una larga jugada de mucho toque, Bergessio anticipándose logró el segundo finalizando una excelente jugada de Barrientos por la derecha. Lo del Pitu ayer fue espectacular y confirmó su gran año, desbordando, levantando la cabeza y mirando a área y portería. Sin darse cuenta el marcador reflejaba un 2-0 que ponía las cosas claras y reflejaba la desigualdad de un partido que en los primeros 45 minutos no varió su sino y pudo acabar en goleada.

El ejemplo para Tigre era reciente, en la jornada 18, cuando se vieron en una situación calcada frente a Rosario Central y entonces si dieron la vuelta a la tortilla. Ayer fue distinto, Tigre jugó uno de sus peores partidos, asfixiados, manifestaba su miedo con el 2-0 sin reacción alguna, sin arriesgar y no pudo creer en si mismo. Seguía defendiendo con todo cualquier balón parado y con el esférico en posesión ni lograba clarividencia a través de un Morel desaparecido que fracasó, ni los puntas obtenían la pelota en condiciones, además de no utilizar las bandas con unos laterales muy apagados. Luna fue quién más luchó, pero en la primera parte lo que llegaba a Orión era muy fácil. Por su parte los azulgranas siguieron manifestando su superioridad tanto individual como colectiva, tocando continuamente y pudiendo aumentar la renta.

La salida en la segunda parte del veterano Lázzaro avivó algo a Tigre para recortar distancias mediante centros al área. Así fueron las únicas llegadas de Tigre y así se llegó el único gol que consiguieron, en un choque en el que San Lorenzo ya se había relajado, dosificando y cediendo terreno al quitar a Solari (fue de más a menos) por apoyar al doble pivote. El tiempo pasó para ellos placidamente ya que a pesar del gol de Lázzaro en un cabezazo en el 75 (la primera ocasión había llegado pocos minutos antes) tenían controlada la situación. La nota negativa la puso Islas, el portero de Tigre, que fue expulsado en el descuento por una agresión.

En el San Lorenzo – Boca Juniors esperamos más intensidad, y sobre todo un duelo más igualado y disputado, ya que quién se lleve ese partido tiene las de ganar. Si se da el caso de empate, San Lorenzo echará de menos todas las ocasiones desperdiciadas en este partido para el goal-average. No podrá especular con el empate, pero si sale a la cancha con la misma actitud ganadora que frente a Tigre, puede conseguir la proeza y hacer a los xeneizes perder otro desempate como le sucediera en 2006 con Estudiantes.

Las estrellas de San Lorenzo

Desde la consecución del Clausura 2007, hace año y medio, San Lorenzo ha pasado por malos momentos, pero con Russo en el banquillo cogiendo un plantel deprimido tras la marcha de Ramón Díaz y un bloque de jugadores en los que confiar por sus buenas virtudes, no debe ser una sorpresa que esté a un partido del título. En el campeonato regular pasó por un serio bache avanzado el campeonato, pero finalmente ha sido el equipo más goleador junto a Lanús, y el segundo menos goleado, sin mostrar debilidades concretas. Sobre el campo, Ledesma es el faro y a su alrededor tiene un equipo abierto cuyo mayor peligro reside en la presencia de espacios, por la velocidad y talento de sus atacantes, además de tener un buen número de jugadores consagrados y veteranos que forman su columna vertebral. Estos son sus mejores exponentes:

Agustín Orión: Toda su trayectoria dedicada a San Lorenzo, rechazó ofertas del exterior y fue llamado alguna vez a la selección de Basile. Con Ramón Díaz dejó el banquillo para salir a guardar el arco del Ciclón y desde entonces es una garantía. Portero especialmente rápido de reflejos.

Adrián Gonzalez: El capitán del equipo, lateral derecho ya veterano, ha tenido dos épocas en San Lorenzo y es un modelo a seguir en el club. Pequeño, se incorpora al ataque y es goleador gracias especialmente al disparo que muestra en los libres directos. Bota casi todo a balón parado.

Cristian Ledesma: Antes de llegar al Olympiakos ya salió campeón en San Lorenzo. Experimentado a nivel de clubs y selecciones, es el organizador del equipo y a su temple y precisión para el pase ha añadido una importante intensidad defensiva. El eje.

Pablo Barrientos: El Pitu es uno de los magos del equipo. De su irregular paso por Rusia regresó cargado de ganas y ha sido el máximo goleador del equipo desde el costado derecho. Impredecible y polémico, rápido y regateador, cuando está centrado es muy complicado de parar.

Gonzalo Bergessio: Al igual que los anteriores no se contrastó en Europa (Benfica), pero ha recuperado su juego. Muy móvil, entregadísimo, con clase, dificil de defender, es siempre una solución. Si definiera mejor sería un gran delantero. Debutó en octubre con la albiceleste.

Etiquetas:

10 diciembre, 2008

Crisis en los rovers


El Blackburn Rovers, único equipo modesto capaz de alzarse con el título desde que se instauró la moderna Premier League, que agrandó las diferencias entre grandes y pequeños, atraviesa una temporada complicada de sobrellevar y actualmente está pasando por una fatídica racha. Al margen de las ya habituales decepciones de Newcastle, Tottenham o Manchester City, clubes millonarios pero sin un proyecto construido con cabeza, la de los blanquiazules está siendo la desilusión más llamativa en este primer tramo liguero (19º en la clasificación), que está ya muy cerca de llegar al final de la primera vuelta.

Vienen ahora a la cabeza ejemplos de años anteriores, siendo Fulham y Bolton los más reseñables. Los londinenses no levantaron cabeza al perder a Chris Coleman en 2007 y ocuparon posiciones de descenso casi toda la campaña pasada, mientras que los trotters, en un año que debía ser para disfrutar con el premio de la Uefa, también pasaron numerosos apuros tras la marcha de Sam Allardyce. Ambos, haciendo valer su experiencia supieron salir del atolladero en el que se metieron para salvarse en el último momento en detrimento de Birmingham y Reading y ahora se encuentran con tranquilidad en mitad de tabla, sin un fútbol interesante pero práctico como había sido habitual en los últimos años para sacar suficientes puntos. Para el Blacburn este año, el problema es idéntico, la pérdida de un entrenador franquicia, Mark Hughes, capaz de crear un sólido bloque donde primaba el trabajo en grupo y cada jugador era consciente de su función a seguir en el césped.

Desde el primer momento en el que los rovers se lanzaron al mercado en la búsqueda de un nuevo manager, se abrió una amplia baraja de nombres entre los que se eligió una de las opciones que menos convencían, Paul Ince. El pensamiento negativo llegó a partir de entonces a la afición del club de Lancashire, no gustó desde el primer día y el tiempo no ha hecho sino confirmar los malos presagios, tras un espejismo en las primeras jornadas donde se consiguieron tres victorias en seis partidos. Desde entonces el equipo no conoce los tres puntos y en las cinco últimas fechas todo han sido derrotas. Eliminado también en la Carling Cup por el Manchester United, ninguna noticia es agradable.

Todos los prejuicios existentes sobre Ince se han convertido en realidades, y si bien su carrera como jugador fue muy destacable, como entrenador no ha empezado con el pie derecho y se ha visto sobrepasado por la situación, algo que se puede comprobar simplemente al ver su rostro en el banquillo. Aún así, ni su intención es dimitir (ha pedido tiempo), como debería hacer, ni el presidente John Williams piensa destituirle de momento, pero lo cierto es que el equipo se encuentra completamente bloqueado y ha perdido su filosofía de juego. El inglés carece de toda experiencia y confía más en sus propios fichajes o experimentos que por ejemplo en Villanueva, la única contratación estival acertada y que ilusiona. No ha mejorado a nadie y ha pegado a los jugadores de calidad el abatimiento general del grupo.

En cuanto a ellos, los propios jugadores, no ayuda esta situación, pero es sin duda el peor momento futbolístico en años. Dos estrellas como Bentley y Friedel fueron traspasados en verano, con lo que se ha perdido gran parte del poder ofensivo sin la calidad de Bentley en la banda derecha, y la seguridad defensiva sin el portero norteamericano, uno de los más regulares en el último lustro de la Premier League, que ha sido reemplazado por un Robinson cada vez más fallón, estrepitoso esta temporada. De los que están, nadie de los destacados es capaz de asumir un liderazgo, McCarthy lleva dos años desastrosos desde que se hartó a marcar goles, Pedersen aunque solo tiene 27 años ya inició su cuesta abajo y Roque Santa Cruz se encuentra desganado en ataque, en un equipo que actualmente está muy por debajo de él, y probablemente sea el próximo en ser traspasado. Derbyshire, una de las grandes promesas nacionales, no puede asumir todo el peso aunque está siendo de los mejores. Si en ataque no hay claridad y no funciona nada, en defensa hay problemas en la portería y el centro de la zaga y nulidad en mediocampo, perjudicados por las lesiones. La presión y agresividad características otros años no es la misma y la organización para defender deja mucho que desear. En conclusión, existen dudas en todos los frentes, pero si que hay equipo para más, para salvarse y permanecer con garantías, y la principal causa de desunión y falta de motivación es Paul Ince.

La hora de empezar a reaccionar debe llegar ahora que es cuando el equipo tiene un calendario más asequible, pues a partir de finales de febrero llega lo gordo (incluidas las visitas al big four todas en campo contrario) y si por entonces no se ha mejorado ni la plantilla se retoca en el mercado de invierno, la situación será muy complicada y el descenso, y la vuelta a una categoría abandonada en 2001, no serían ninguna utopía.

Etiquetas:

25 octubre, 2008

Alabado en toda Italia

Un Nápoles que en verano de 2004 se declaraba en bancarrota ahogándose en un duro laberinto, ha renacido partiendo de cero, pasando de la Serie C1 a incrustarse entre la élite italiana en menos de cinco años. El seleccionador Marcello Lippi ya ha comentado que en la actualidad es el equipo transalpino que mejor fútbol practica. Se crece ante los grandes y su futuro es tremendamente esperanzador, sin dejar de pensar en un presente ya brillante.

Aurelio de Laurentis es el primer responsable de todo este trabajo, que gracias a una planificación adecuada y racional, con las directrices marcadas desde los inicios en tercera división, ha hecho que parezca sencillo. De Laurentis, conocido en el mundo del cine, llegó en 2004 para salvar al club de la agonía que estaba viviendo. Presidente del club, ha cumplido sus promesas y sus mayores metas están por llegar. Dos ascensos seguidos, retorno a Europa, un equipo joven, talentoso y en crecimiento y una fluidez económica que acompaña a los buenos resultados. Todos los deseos hechos realidad para la mejor afición de Italia que de la desesperanza ha pasado a volver a soñar sin límites, y es tal la confianza, que puede presumir de sentirse dueña de su equipo. Porque para ellos De Laurentis, en su cargo, es el mejor del mundo.

Al lado del propietario, el veterano Giampaolo Marino es esencial en el organigrama interno del equipo bajo la dirección general. Ya estuvo en el Nápoles campeón de los ochenta y en el Udinese desarrolló una gestión solvente para equipos con pocos medios que propició la mejor etapa de la historia de los de Friuli. Sin excedencias, pero sin nada que echar en falta, los objetivos se han superado sobradamente. Un entrenador en el que confiar desde Serie C, Edoardo Reja, también experimentado y con muchos años vividos, y una plantilla mejorada año a año, reforzando las debilidades con un especial ojo para fichar, y reteniendo a las estrellas. Apostando por la paciencia y la continuidad, aunque los jugadores hayan variado, los resultados han llegado rapidísimo.

Eddy Reja utiliza además un sistema excelente cuando se sabe llevar a cabo. Un 3-5-2 que no muestra debilidad especial en ninguna línea y además de ser vistoso permite exprimir física y tácticamente el juego. Es una escuadra que va abriéndose en recursos, útiles para no depender exclusivamente de los cracks. Con un núcleo muy italiano, la imagen que dejó Maradona vuelve a ser recordada con la colonia sudamericana (Gargano, Lavezzi, Denis, Zalayeta) que ahora pone el punto de calidad en ataque junto al soberbio eslovaco Marek Hamsik, único europeo no italiano del bloque.

Este inicio liguero no es casualidad y si un desliz lo ocurrido en Uefa con el Benfica tras superar el trámite de la Intertoto y no contar con mucha suerte para el sorteo. El estado de ánimo a pesar de ello, es alto, y este es un conjunto que ha demostrado ya saber reaccionar rápidamente. Y jugar de tú a tú a cualquiera, demostrando que a talento, hoy le ganan pocos en el país de la bota. Tanto es así, que plantándose sin complejos ha demostrado lo bien que se le da jugar contra los grandes: Fiorentina y Juventus ya han caído en San Paolo este año y la Roma no pasó en el Olímpico del empate. El año pasado, Inter, Juventus, Fiorentina y Milán sucumbieron en territorio napolitano. Prueba de carácter, aunque con frecuencia se le atragantan equipos inferiores.

Además de encandilar a su propia afición, este Nápoles maravilla a Italia entera. Su estilo de juego ofensivo, abierto, veloz, vertical, con seis jugadores pendientes de la portería contraria y un ritmo intensivo atrás atrae en un calcio donde otros muchos prefieren encerrarse tranquilamente con tres mediocentros siempre por detrás del balón y pegados a la zaga. Fue así como tras ganar el pasado sábado a la Vecchia Signora retornó, aunque solo fuera por una noche, a la cima del fútbol italiano 17 años después.

Así es la plantilla:

1. Iezzo. Portero. 35 años y a pesar de la edad y los fichajes de sustitutos para el futuro, ha ofrecido seguridad y calma en este principio de temporada, cuando parecía que perdería la titularidad. Muy afectado por las lesiones el año pasado.

22. Gianello. Portero. Otro guardameta veterano que tuvo oportunidades la temporada anterior, poco nivel, con experiencia en Chievo y Siena, aunque en su carrera generalmente ha aceptado el puesto de suplente. Titular en la eliminación en Lisboa.

30. Nicolás Navarro. Portero. Fichado de Argentinos Jrs, la esperanza del futuro aunque quizá debiera asumir una cesión. Reja suele alternar porteros y todavía falta para que llegue su hora. Tiene capacidad.

13. Santacroce. Central diestro. Pasar por las inferiores del Brescia es sinónimo de potencial y el suyo es inmenso. Físico portentoso, atento, duro en sus acciones, simpleza con el balón. De origen brasileño pero formación italiana.

28. Paolo Cannavaro. Defensa central. Napolitano, capitán del equipo y todavía con 27 años, aunque se diera a conocer hace ya tiempo. Destaca en el juego aéreo, inteligencia táctica y dirección, aunque no sea tan espectacular como Santacroce.

96. Contini. Central izquierdo. Versátil, fuerte y buen jugador de equipo por su utilidad, hace que no se eche tan en falta la baja de Domizzi, principal baja del equipo. Llegó del Parma en 2007 y está madurando en el Nápoles.

83. Rinaudo. Defensa central. Fichaje para esta temporada, 6 millones de euros por un jugador que no empezó con buen pie pero ha mejorado. Muy alto, clásico, eficaz pero desbordable por velocidad y con poca destreza con el balón. Suple las bajas de Cannavaro.

6. Aronica. Central izquierdo. Experimentado, luchador y con oficio, ha jugado bastante en este inicio de temporada aunque quizá no debería ser titular. Llegó de la Reggina y de momento está cumpliendo mejor de lo esperado.

11. Maggio. Carrilero diestro. Enorme velocidad, un filón en ataque, con recorrido, calidad para llegar hasta el fondo y gol. También defiende con sacrificio. Gran temporada el año pasado en la Samp, ha mejorado mucho la banda derecha de los de Reja. Muy completo.

8. Blasi. Centrocampista defensivo. Puro especialista en la intensidad y agresividad para defender, no destaca por físico pero su continua lucha impone. Gran recuperador, llegó de la Juve y es indiscutible. Lento con el balón aunque apenas participa ofensivamente.

23. Gargano. Centrocampista ofensivo. Creador de juego, internacional por Uruguay, muy pequeñito, con visión y precisión en el pase para organizar e iniciar las jugadas con criterio, sabe esconder la bola. Buena pierna derecha aunque marca pocos goles, juega para los demás.

17. Hamsik. Centrocampista ofensivo. Un trequartista de clase mundial, a día de hoy de los mejores llegadores del fútbol europeo. Algo irregular en su juego, sin embargo siempre debe estar vigilado por su instinto para el gol. Muy buen rematador, también pasó por Brescia.

3. Vitale. Carrilero izquierdo. Producto de la cantera, joven pero asentado en el once por delante de Savini después de regresar de su cesión en el Lanciano. Junto a Maggio es clave en la gran mejora del juego por bandas. De todos modos debe ser más constante para mantenerse.

77. Mannini. Carrilero diestro. Tras cuatro años en Brescia decidió dar el salto al Nápoles en enero. Extremo diestro, puede cambiar de banda o jugar en la mediapunta pero el esquema no le favorece. Gran nivel técnico, si mejora en defensa tendrá mucho futuro. Recambio muy válido.

4. Montervino. Centrocampista defensivo. De los más veteranos, ya jugaba en el club antes de la quiebra, fue el único que aguantó la refundación y ahora es la primera opción de banquillo para el centro del campo. Muy querido por la afición, lo da todo en el campo aunque le falte calidad.

18. Bogliacino. Centrocampista ofensivo. Ha estado dos meses parado por su lesión en la Intertoto frente al Panionios y todavía no ha debutado en Serie A. De los pocos que quedan desde 2005. Ofensivo y polivalente.

5. Pazienza. Centrocampista. Salió por la puerta de atrás de la Fiorentina en enero pasado y en Napoles no ha contado con demasiados minutos. Sirve como reserva pero no tiene nada de continuidad en su juego.

20. Russotto. Centrocampista ofensivo / Delantero. En préstamo por el Bellinzona, tendrá su oportunidad en copa. Rápido, regateador y con condiciones técnicas. Difícil de manejar, le comparan con Cassano en carácter. Una gran promesa que destacó en las inferiores italianas y tiene que madurar.

7. Lavezzi. Delantero. Carismático, desequilibrante en cualquier zona del ataque por su exquisito talento natural. Cae a bandas, es móvil, no deja de ofrecerse y encara con mucho descaro. Bajito pero muy potente. Marca la diferencia.

9. Denis. Delantero. Explotó tarde tras cambiar mucho de aires en Argentina, y por fin después de romper estadísticas en Independiente regresa a Europa. Va a más, ya está haciendo goles y seguro que demostrará sus cualidades de tanque de área. También tiene buen juego de pies.

25. Zalayeta. Delantero. Útil por la variante que puede aportar en punta. Alto y de piernas larguísimas, baja al centro del campo a ayudar, se desgasta y hace mejor a sus compañeros. De cara al marco rival, destaca su poderío en el remate de cabeza gracias a su salto.

12. Pía. Delantero. Lleva desde 2005 en Nápoles pero con el equipo en Serie A se vio obligado a marcharse cedido a Treviso y Catania, donde no sobresalió. Nació en Brasil pero lleva muchos años en Italia, generalmente solo participa en los minutos de la basura.

Etiquetas:

12 septiembre, 2008

El Chile de Bielsa se mantiene ente los elegidos

La imprevisible selección chilena ha dado una de cal y otra de arena en los dos partidos que ha disputado en los últimos días, pertenecientes a la zona sudamericana para obtener la llave al Mundial de Sudáfrica. El trabajo que está haciendo Marcelo Bielsa a bordo de esta selección está ilusionando al pueblo chileno, que sueña con volver a ver a su nación en una fase final, algo que en la roja no ocurre desde que en 1998 la demoledora pareja de ataque formada por Salas y Zamorano clasificara a un combinado que caería en octavos de final ante la futura finalista, Brasil.

Bielsa cogió las riendas al terminar la Copa América del verano pasado, encontrándose con un plantel que ya con Nelson Acosta había apostado por el fútbol de ataque, seña característica de los equipos del director técnico argentino. Así pues, no partía de cero pero tampoco los precedentes en cuanto a resultados eran halagüeños. Pero la gran participación en el Mundial sub. 20 consiguiendo el tercer puesto en 2007 si que daba esperanzas, y sus dos grandes estrellas, Alexis Sanchez y Arturo Vidal, ya son titulares en la absoluta, más otros secundarios que están por venir (Isla, Vidangossy, Suárez o Toselli)

Un año después estamos a falta de una fecha para llegar a la mitad en la liguilla de clasificación, que da cuatro plazas directas y una repesca, y Chile se encuentra cuarto por detrás de Paraguay y con los mismos puntos que Brasil y Argentina. Desde el primer partido en Argentina, a pesar de la derrota, se transmitieron muy buenas vibraciones y la certeza de que existía un potencial sobre el que se pueden obtener frutos. Chile ha ganado a todos sus rivales directos en la disputa por esas miguillas que dejan los que siempre se meten en las fases finales, pero precisamente no ha podido con ningún gigante. Perdió con resultados claros frente a Argentina, Brasil y Paraguay y empató en Uruguay cuando tenía el partido encarrilado, mostrando algunos complejos. Pero parece más importante ganar a Perú, Chile, Venezuela y Colombia, con holgura a todos ellos menos en su duelo con la vinotinto. Y por lo visto hasta ahora, el cuarto y quinto puesto estará entre ellos, Uruguay y Colombia.

Chile no tiene término medio. Es un equipo super ofensivo, con poco equilibrio, al que no le preocupa el rival que tenga enfrente para tratar de imponer su estilo. Ante Brasil el fin de semana, por ejemplo, convirtió el partido en un toma y daca y lo pagó acusando su inferior calidad y determinación, además que Valdivia dejó al equipo con diez. El miércoles, contra una Colombia que viene creciendo, solo le valía el triunfo en Santiago ante 60.000 almas y fue a por el con decisión, recuperándose mentalmente de la última derrota y a pesar de no encontrar su fútbol en los primeros 20 minutos, acabó goleando fácilmente prácticamente con los mismos jugadores con los que había sucumbido días antes.

Analizando el bloque, salta a la vista por encima de todo que el despliegue físico que llevan a cabo es extraordinario, algo que exige Bielsa. Juegan muy abiertos, intentando ocupar el máximo de espacios posibles, pero con riesgos que se pagan. La primera premisa en el arranque es imponer una presión asfixiante, algo que tratan de mantener hasta que el cuerpo aguante pero no suelen decaer visiblemente, haciendo incomodo al oponente, sin dejar que toquen fácil e imponiendo también desgaste y sufrimiento. Agresivos atrás aunque suelen estar desorganizados, no son muy estrictos, se la juegan con frecuencia con pocos efectivos en las contras que les llegan y deben cuidar con plena concentración la espalda.

En la salida de balón se sienten cómodos empezando las jugadas por banda, apoyándose entre la cantidad de jugadores que aglutinan por ahí y dejando algo descuidado el centro hasta que interviene Matías Fernandez, que en su selección tiene muchos galones, sobre él gira el juego en ataque y a balón parado lo bota todo. Buen juego colectivo por el piso, mucho más peligrosos con espacios que en estático, se van siempre con todo arriba, suficiente para ser contundentes. Por alto deben mejorar en las dos áreas, ganan muy poco por arriba, escasean jugadores de fuerza y altura y les marcan bastantes goles a balón parado sin despeinarse, es su principal punto flaco, no saben imponer ni muestran carácter.

El portero Bravo con solo 25 años es el capitán de este equipo (algo que dice de lo inexperta de esta selección) y quién menos seguridad da en ocasiones por sus continuos despistes, aunque las paradas imposibles le salvan el cuello. Con tres defensas estirados, tres volantes por delante, Mati Fernández con libertad en la mediapunta y un tridente atacante compuesto por dos extremos y un punta, el sistema parece muy definido. Individualmente, son fantásticos y con porvenir: El dribling y velocidad de Sánchez y Mark Gonzalez por los costados, la calidad de Fernández y el reintegrado Mago Valdivia, tan genial con los pies como inconsciente con la cabeza, la contundencia de Medel, los goles del potentísimo Suazo, el carácter de un jugador destinado a ser el próximo líder como Vidal… muchos de ellos irregulares, pero han crecido en este 2008 y para quién tenga pocas referencias, los veremos contra España en un amistoso dentro de dos meses.

Etiquetas: ,

11 septiembre, 2008

Rumania roza la tragedia sin sus estrellas

Casi imposible comenzar peor la clasificación al Mundial de Sudáfrica para el combinado que dirige Victor Piturca. Tras el buen desempeño mostrado en los dos últimos años, con una cómoda clasificación a la Eurocopa por delante de Holanda y un digno papel en ella plantando pelea en el grupo de la muerte, los primeros choques de este nuevo reto han dejado una imagen que se aleja mucho al progreso que veníamos observando. Si desolador fue el partido del sábado, con una abultada derrota en casa por 0-3 frente a Lituania, más de lo mismo se ha visto este miércoles en cancha contraria, ya que una victoria por la mínima (0-1) y sufriendo en los últimos 15 minutos, se antoja insuficiente ante un rival tan débil como las Islas Feroe.

Drástico cambio de una selección que con estos resultados ha demostrado que depende en gran parte de sus mejores jugadores, cuando el concepto de bloque y equipo trabajado había hecho creer que aún sin las estrellas se mantendría la solidez y aunque se notara, no caerían en picado. Mutu y Chivu, los buques insignia, se quedaron fuera de la convocatoria por lesión, mientras que tampoco han podido intervenir importantes jugadores como el lateral izquierdo Razvan Rat o el pequeño Nicolita. Se ha pagado y la responsabilidad que otros tendrían que haber asumido y no han tomado ha dejado al equipo en ascuas.

En el primer partido internacional que se disputaba en Cluj desde hacía 85 años, Lituania supo controlar el partido, conservando la posesión y marcando tres goles a un conjunto que no suele recibir muchos tantos ya que se conoce de memoria. Rumania mostró graves síntomas con balón y sin balón, no supo hacer daño en ataque y defensivamente quebró, acabando humillada. Posteriormente, Piturca reconocería en rueda de prensa que su equipo no había existido sobre el campo. Únicamente Dica a balón parado pudo equilibrar las tornas cuando los rumanos ya iban por debajo en el marcador. En la segunda parte, ni con tres delanteros se obtuvo reacción y el resultado aumentó justamente. Lituania ha ganado también 2-0 a Austria y merece reconocimiento, hay que dar crédito a los Stankevicius, Cesnauskis o Danilevicius que cuentan con el portugués Couceiro en el banco.

En las Islas Feroe, Rumania no fue capaz de llevar el balón a las redes en toda la primera parte. Para más inri, al inicio de la segunda, una roja absurda por un codazo de Ghionea añadía más nerviosismo a un cuadro visitante impotente por las duras entradas a las que les sometían los locales (el capitán Contra supo contenerse en una rabieta para no salir también del campo). Tanto con once como con diez, el dominio era absoluto como era evidente pero los delanteros fallaron mucho en la definición. Coçis, uno de los hombres más activos, dio la tranquilidad tras una buena maniobra personal en área grande que acabó en gol. Hasta los últimos minutos Islas Feroe defendía con todo en su área pero acabó animándose, cogiendo la manija por empuje y apunto estuvo de dar el susto, provocando faltas cercanas, errores en defensa e intervenciones de Lobont.

El gesto serio y cabizbajo del entrenador al final de ambos partidos lo dice todo. No es Rumanía una selección que brille en su fútbol pero había demostrado tener conceptos muy claros: Motivación, esfuerzo en común, unidad y nivel táctico. Esto proporcionó sus frutos consiguiendo orden, garra, dominio en el juego por alto y capacidad para abstraer al rival, además de hacer daño en ataque con pocos fundamentos pero muy eficaces. Con variantes en el sistema, pero un fútbol de memoria. Así consiguió volver a un gran torneo ocho años después y ahora Piturca, que no está pasando por un buen momento (en cuanto han podido se han lanzado a por el injustamente), debe reactivar estas premisas en sus jugadores. Son 10, y no 12 partidos, no hay tanto margen de reacción en esta fase, y para llegar al Mundial no se conciben más fallos garrafales.

Etiquetas: ,

05 septiembre, 2008

El debut oficial de la independiente Montenegro

Este sábado, a partir de las 20:00 horas, llega en partido correspondiente al grupo 8 para la clasificación al Mundial de Sudáfrica el primer compromiso oficial para Montenegro frente al combinado búlgaro. Perteneciente a la antigua Yugoslavia hasta su disgregación, este ex principado formó junto a Serbia desde 2003 hasta 2006 una nación que con nombre conjunto participó en el último Mundial de Alemania, aunque la representación montenegrina era nula. Fue muy curioso, ya que el país acababa de desaparecer en la celebración del evento y tras la escandalosa goleada ante Argentina empezaron a surgir las críticas, al representar un país fantasma que había dado una buena imagen en la fase de clasificación. Montenegro es un estado con una superficie más de seis veces menor a la serbia, y unos 630.000 habitantes, buena parte de ellos reunidos en la capital, Podgorica.

Ahora surge un problema para la selección, ya que se trata de una nación en la que la mayoría de sus jugadores tienen poco nivel internacional y escaso bagaje en el exterior. En general les costará en cualquier deporte iniciar esta nueva andadura, porque prácticamente todo es nuevo para ellos. Para empezar, el sorteo no deparó rivales muy duros. Están encuadrados con un coco, en este caso Italia, dos rivales medianos que en teoría por experiencia deben estar por delante, como son Bulgaria e Irlanda, y dos conjuntos a priori inferiores, Georgia y Chipre. Precedentes hay pocos, Montenegro es miembro de Uefa y Fifa desde el año pasado y sus amistosos no han ido del todo mal: Victorias frente a Kazakhstan, Noruega, Estonia y Hungría, todos ellos europeos, empate ante Eslovenia y derrotas contra Rumanía, Suecia, Colombia y Japón, solo la primera de ellas abultada. Llegar a los 15 puntos sería un buen objetivo, ya que la clasificación a día de hoy es impensable, y sobre todo avanzar partido a partido en el Ranking Fifa, en el que ahora ocupan la posición 186.

Parece un acierto la contratación de Zoran Filipovic para el cargo de seleccionador. Aunque llevaba años de parón en los banquillos, tiene experiencia como jugador y entrenador, especialmente en el Estrella Roja, aventuras en el extranjero y ha sido asistente de grandes como Boskov o en menor medida Santrac. Si en el presente todavía es apurado pensar en alguna meta, esta selección tiene margen de progresión. En la sub 21 el trabajo está siendo positivo, y en la absoluta la media de edad es de 25 años. Un bloque joven, y lo más importantes es que sus grandes estrellas forman parte de él, Mirko Vucinic, Stevan Jovetic y Simon Vukcevic.

Vucinic y Jovetic sobresalen por los precios que se han llegado a pagar por ellos. Ambos juegan en la Serie A, en dos grandes clubes como Roma y Fiorentina respectivamente. Mientras a sus 24 años Vucinic es un futbolista confirmado en Lecce y Roma a base de calidad, velocidad y en definitiva por sus demostraciones (también en su corta trayectoria en la selección, donde ya es capitán) tanto en la delantera como en la banda izquierda, Jovetic es una de las promesas más firmes que han salido últimamente en los Balcanes. Sin duda, la gran esperanza montenegrina, un mediapunta desequilibrante por talento que a los 16 años debutó en el Partizán, y a los 18, tras haber sido capitán del club donde se formó, ha dado el salto por 8 millones a la Fiorentina, uno de los equipos punteros con mejor ojo para fichar en Europa. Por su parte, Vukcevic no tuvo suerte en el fútbol ruso pero rápidamente eligió un mejor camino y ahora triunfa en el Sporting lisboeta. Un zurdo que con el 10 a la espalda ha demostrado su carisma, llegada y certero golpeo a portería. Los tres, jugadores muy ofensivos, que aportan goles aunque no tengan cifras deslumbrantes, ninguno es delantero nato y de los frutos que de su conexión depende en gran medida Montenegro.

El resto del plantel lo compone una zona defensiva que como es típico cuenta con jugadores de gran talla y envergadura pero de baja cateogoría, empezando por el portero Poleksic y acabando en el mediocentro con Novakovic, Drincic y Pekovic, de los que suelen jugar dos por delante de la defensa. Variantes en la delantera con Dalovic, que ha estado bastante inspirado en su selección, Purovic, una torre similar a Zigic con quien llegó a coincidir en el Estrella Roja, o el pequeño Bogavac, que se puede mover por todo la zona de ataque. Sin embargo todos ellos han fracasado cuando se marcharon a una liga importante. Muy poquito destacable en estas piezas que completan el puzzle. En tres cuartos ya hemos comentado que está lo mejor del equipo, y ahí hay que unir a Burzanovic, que con 23 años lleva el brazalete a día de hoy en el Estrella Roja y no desentona para nada con los otros ‘jugones’, el mejor de los que todavía no han emigrado a una gran liga.

Mañana miraremos ese Montenegro – Bulgaria para ver que estilo marca Filipovic, sobre todo si es un conjunto decente de mediocampo para atrás, que pueda aguantar y sepa sacar la pelota para aprovechar la materia prima que tiene en ataque, haciendo llegar el balón a los Jovetic, Vucinic y Vukcevic sobre los que debe girar su juego cuando tengan la posesión. El partido se disputa en casa y es una piedra de toque muy interesante.

Etiquetas: ,

30 agosto, 2008

Tymoschuk, el hombre que marcó el camino

Para quienes llevamos observando el trabajo desempeñado por el holandés Dick Advocaat desde que asumiera el cargo de entrenador del Zenit en julio de 2006, no es ninguna sorpresa que los de St. Petersburgo se estén situado a la altura de los más grandes de Europa, pese a proceder de una zona que en los últimos tiempos apenas ha dado equipos de postín. El éxito del CSKA en 2005 fue efímero y ahora es un equipo en plena reconstrucción, herido por la mala impresión que ha dejado finalmente la colección de promesas brasileñas, aunque marcó el inicio del auge en el fútbol ruso, con títulos, poder económico y fichajes rutilantes. Tampoco en Ucrania o la antigua Yugoslavia surgen equipos con suficiente pujanza como antaño era habitual, y es este Zenit quién primero en su país y más tarde en el viejo continente ha alcanzado una serie de logros que le permiten pensar con suficientes motivos que su presente y futuro pueden marcar época si continúa avanzando como hasta el momento.

Ayer cayó la Supercopa europea pasando por encima del Manchester United, y antes, entre 2007 y 2008, habían llegado a las vitrinas el campeonato ruso, rompiendo el monopolio moscovita, la supercopa del propio país, y la Copa de la Uefa donde ofrecieron exhibiciones continuas. Hace unos años parecía imposible que ningún club superase el dominio de los de la capital y actualmente el Zenit no solo ha llegado hasta ahí sino que ha traspasado barreras inimaginables. Gazprom, la multimillonaria empresa que les patrocina tiene culpa de ello, pero en contra de los que piensen que este gran equipo se ha formado a base de talonario hay señas que indican lo contrario.

No es un equipo que de repente haya surgido de la nada sino que ya dio pequeños avisos en la última década (copa en 1999, copa de la liga y subcampeonato en 2003) y ha crecido de manera coherente. Malafeev, Denisov y Arshavin salieron de la cantera, Anyukov, Shirokov, Zyryanov, Fayzulin y Pogrebnyak llegaron sin mucho bombo y ahora entre todos conforman una base nacional fortísima, la mayoría de ellos son internacionales. Ahora con el paso del tiempo cada vez llegan más jugadores foráneos, Dominguez y Lombaerts el año pasado y este Puygrenier y Danny, ex estrella del Dinamo y contratado por 30 millones de euros, al que ya le ha dado tiempo a exhibirse. Pero entre este ramillete de grandes jugadores, el antes y después lo marca el traslado de Kiev a St Petersburgo de Anatoliy Tymoschuk en febrero de 2007.

El ucraniano valió más de 15 millones, una cantidad que por el rendimiento ofrecido ya se considera bien invertida. Nada más llegar, se le entregó en sus manos el brazalete de capitán con la confianza de encontrar en él al timón del equipo. Perteneciente a una excelente generación ucraniana ya en claro declive, Tymoschuk ha aguantado el paso del tiempo y a sus 29 años se encuentra en plenitud. Sin ser muy vistoso para el aficionado medio, a el fue a parar el honorífico título de mejor jugador de la pasada liga rusa, ha conseguido imprimir un carácter firme, temido por el adversario. A jugadores de su corte se les considera necesarios por el equilibrio que aportan, pero su llegada significó mucho más, no solo una mejora en el rendimiento, sino también en el vestuario, en la manera de pensar. No cabe duda que en el campo ahora es insustituible, consigue marcar las pautas, hacer que los suyos se sientan tranquilos con o sin balón, leer el juego en defensa y en ataque, oxigenar a sus compañeros y en definitiva ser la extensión de Advocaat en el terreno de juego, su ojo derecho. Individualmente repleto de aptitudes y colectivamente un maestro.

Acribillado por las críticas durante su estancia como seleccionador holandés, hay que alabar a Advocaat por el mérito de dotar a su equipo de un estilo bonito, novedoso y ya asimilado. Especialmente a partir de la línea de tres cuartos da gusto ver tocar a este equipo, con la incorporación de los laterales hasta el fondo, movimientos que parecen ensayados y la ocupación de espacios creando superioridad y desbordando tanto por combinaciones como desde la jugada individual, en ataque organizado o a la contra. Variantes suficientes para volver loco y tratar como un juguete a cualquiera, lo que más sorprende es que defensivamente sufren mucho más en el campeonato doméstico que en Europa, donde se olvidan todos los problemas deportivos y extradeportivos y en el último año no han jugado ni un partido malo. Ahora llega la temporada de la confirmación, en la Champions League y ante históricos como Real Madrid y Juventus.

Artículo relacionado: Zenit campeón, análisis de la plantilla (16-11-07)

Etiquetas:

28 agosto, 2008

El Atleti es de Champions

Once años después, por fin llegó el momento que los atléticos estábamos esperando, el regreso a la Champions League. El 4-0 final con el Vicente Calderón vestido de gala para la ocasión ha cargado en cierta parte la moral de un equipo que hasta el momento había completado una pretemporada nefasta, tanto en planificación como en juego y resultados. Objetivamente, muy pocos esperaban un resultado tan amplio y un partido de vuelta sin demasiadas dificultades, principalmente por la nula capacidad de compromiso y el planteamiento tan pobre de Aguirre en la ida.

El cambio tan drástico ofrecido en la actitud de los jugadores -que pudieron estar más o menos acertados- ha sido la clave, además de un despliegue físico inusual en toda la eliminatoria. El Schalke 04 ha demostrado que ofensivamente confían su suerte en los balones parados y el juego aéreo pero su capacidad creativa, ideas o recursos, son muy limitados, y defensivamente tienen los conceptos claros pero son desbordables. Exactamente lo que conocíamos, pero no nos aprovechamos de ello hasta el momento en que nos dimos cuenta de que no son temibles. Fuera el agarrotamiento por la situación, los nervios desaparecieron y con la paciencia presente en todo momento irían cayendo los goles.

Individualmente hay jugadores que rayaron por debajo de su nivel habitual (Raúl García y Maxi son los ejemplos más evidentes), tanto en la ida como en la vuelta, por eso pienso que la importancia de creer en si mismos ha sido decisiva, por encima del talento superior evidente sobre los alemanes. Una cosa condujo a la otra. Mención especial merece Sergio Agüero, que sin estar a tono, algo lento y sin sus arrancadas devastadoras, brilló ejerciendo como auténtico líder, un gol y dos asistencias. Forlán y Simao colaboraron en ataque, los cambios esta vez si fueron acertados, y la pareja formada atrás por Ujfalusi y Heitinga demostró su empaque con categoría.

Con el pase ya en la mano y el sorteo celebrado esta tarde, hay que pensar en una fase de grupos que será accesible si el equipo mantiene la regularidad general del año pasado, con rivales fuertes como era de esperar, todos ellos occidentales y campeones de Europa, pero de más nombre e historia que realidad. El Liverpool de Champions es extremadamente sólido desde el día en que coge el chip, aunque mejora notablemente a doble partido y precisamente en esta liguilla ya lo pasó fatal el año pasado. Mientras, PSV y Marsella son conjuntos a los que se debería superar, si bien tienen recientemente mayor bagaje europeo, han perdido a jugadores esenciales este año (Farfán y Gomes los holandeses y Cisse y Nasri los franceses) que les hace bajar un puntito, aunque no hay que subestimar a nadie en esta competición, como parece que se viene observando en las reacciones tras el sorteo. Mi principal temor es el mes de octubre, donde se viene una avalancha seguida (Sevilla, Barcelona, Villarreal y Real Madrid en liga y Marsella y Liverpool en Champions), y tampoco me agrada empezar y acabar fuera de casa, confío en que sea un grupo abierto y que seguramente no se decida hasta la última jornada.

Aunque este post no va con la dinámica del blog, no me gustaría dejar de reseñar que ha sido una de mis noches más felices como colchonero. Si la Champions League es la competición con más nivel y magia del mundo a nivel de clubes, ahora me ilusiona más que nunca. Quiero disfrutar, estar orgulloso con la imagen que de mi equipo, como lo estuve ayer, en duelos ante grandes equipos del continente. Poder pensar al fin en fútbol, simplemente en fútbol, aunque solo pueda ser algunas horas en las que me quite la venda y no me ciegue ante la triste realidad del club usurpado por los delincuentes y manejado únicamente para su beneficio, sin sentimiento ni preocupación por el estado financiero ni deportivo en que dejen la entidad, con el consentimiento de periodistas, políticos y un gran sector de falsos aficionados que permiten todo tipo de fechorías y solo las padecemos (y conocemos) quienes miramos por encima del hombro, sin caer en el conformismo en el se han querido meter a la afición atlética. Tras tanto tiempo, nos merecemos jugar esta competición que espero, aunque de momento no creo (que se le va a hacer si a uno le han hecho ser pesimista por naturaleza), marque el inicio de tiempos mejores. Enhorabuena a los atléticos de verdad. Los mismos que saben que en días como hoy, también conviene recordarlo.

Etiquetas: ,

18 agosto, 2008

El Chelsea de Felipao impresiona

Los test veraniegos no mintieron y el nuevo proyecto de Roman Abramovich, con Luis Felipe Scolari en el banquillo y Deco dirigiendo sobre el césped comenzó oficialmente de la mejor manera posible. Ha sido lo más destacado de la apertura en la Premier League, unos blues arrolladores que no mostraron piedad alguna ante un Portsmouth que el año pasado se les atragantó demasiado. 4-0 al final, con una excelsa primera parte que permitió bajar el pistón en la reanudación. Fútbol de verdad como hacía tiempo no se veía en Stamford Bridge, y aunque todavía es muy pronto para juzgar, Scolari no seguirá la línea continuista de sus predecesores y se ha adaptado rápido al equipo. Había incógnitas con el esquema y el brasileño lo resolvió colocando a sus tres grandes todocampistas juntos, con Joe Cole divirtiéndose por detrás de Anelka, Obi Mikel de escudero y las bandas para unos laterales de gran recorrido como Bosingwa y A. Cole, tácticamente perfecto. El resultado fue un fútbol rápido, fluido, intenso y de calidad, un porcentaje de posesión apabullante sin oposición al verse tan superados, con los dos nuevos fichajes luciéndose. Ningún agujero, ni debilidad. Es otro equipo, al que se le nota tranquilo, con un Lampard desahogado y todavía las ausencias de los africanos Essien y Drogba. Ha mejorado notoriamente y es un bloque tan sólido que ya el año pasado con multitud de problemas se quedó a las puertas de todo, con lo que desde hoy ya está colocado al lado del Manchester en las apuestas.

Por su parte, el vigente campeón también empezó el campeonato manteniendo las sensaciones de la pretemporada, no muy agradables por todo el affaire Ronaldo y las consecuencias de ello. Sin él, sin Tevez y sin Nani, Rooney solo apareció al principio de partido y ofensivamente al Manchester United le faltó determinación frente a un Newcastle serio. Pinchazo en la jornada inicial como la temporada pasada. Ferguson no tuvo más remedio que dar la alternativa a algunos chavales, Fraizer Campbell de inicio y Rodrigo y Rafael en la segunda mitad. Jugadores que aseguran futuro, pero deben ir entrando más arropados. Campbell mostró sus dotes de movilidad que ya demostró en su cesión al Hull. Las urracas persiguen el lavado de cara y de momento este es un gran comienzo. Con una pareja de centrales firme al fin (Colocinni – Taylor) y la gran actuación de Given bajo palos ilusionaron. Aunque siguen flojeando los costados defensivamente y algunos errores típicos de años pasados en la salida de balón en propio campo, se está trabajando y progresando. También en ataque, con Guthrie dirigiendo al equipo que cuando llegue Barton puede completar una pareja que cuide más el balón. Cuando el United buscaba el gol, un saque de esquina aislado fue aprovechado por Martins, rematando a placer en un desliz inusual en la defensa de los red devils. Poco les duró la alegría de adelantarse en Old Trafford y el empate a uno se mantendría hasta el final, pero plantar cara de ese modo da esperanzas. Las mismas que dio Jonás, incombustible en ataque con su fuerza y recorrido y trabajador en defensa, el mejor sin dudas, tanto que Ferdinand tuvo que pasar al lateral para frenarle. Esta vez, utilizando el mercado con cabeza y no despilfarrando sin sentido, el Newcastle se ha reforzado mejor y así se demostró.

Liverpool y Arsenal, los dos que en teoría están un escalón por debajo, tuvieron partidos semejantes. Ganando al final por la mínima, pero con un nivel bastante por debajo de sus posibilidades, solo maquillados en cierta parte por la aparición de dos hombres de gran calidad como Xabi Alonso y Nasri, respectivamente. Los reds tenían un compromiso más complicado, en un campo que aprieta muchísimo como es el del Sunderland y enfrente un rival diferente, que ha incorporado calidad individual y no es tan limitado como lo fue en la 2007/08. El encuentro fue disputado y con mayores intenciones de los locales, que ganaron en el centro del campo la batalla aprovechando las bajas del Liverpool y el bajo estado de forma de Gerrard tras sus pequeñas lesiones que no le han permitido completar una pretemporada óptima. Alonso, suplente por aquello de ganar en equilibrio, y no por la mala relación con Benitez inventada por la prensa, tuvo que saltar al campo para apagar fuegos. En los minutos finales un pase suyo a Torres acabó con un latigazo de este que otorga tres puntos importantes, llenos de sufrimiento y quizá inmerecidos, pero muy necesarios para el Liverpool. Los gunners en cambio, también con una medular muy distinta a la del año pasado, se las prometían felices en la visita al Emirates del recién ascendido West Brom y un doble pivote extrañísimo con Eboué-Denilson. El tanto llegó muy rápido, en una jugada colectiva por la izquierda que completó Nasri antes del minuto cinco. Sin embargo, la transición ofensiva fue previsible y el lamentable estado de Adebayor causó una imagen negativa. También defendiendo sufrió el equipo con un jugador tremendamente fuerte pero con muy pocas cualidades como Miller.

Uno de los grandes debates del verano en las islas planteaba la posibilidad de que algún equipo rompiera un top4 inaccesible para el resto en las últimas cuatro campañas. Se hablaba del Tottenham, que realmente en pretemporada impresionó, con un 5-0 a la Roma entre otros resultados. Pero en su debut se dejó los tres puntos en Riverside, frente a un Middlesbrough con muchos menos recursos individuales pero bien trabajado por Southgate. Dawson sigue teniendo esos errores puntuales que deberían impedir su titularidad, y especialmente en la defensa a balón parado Juande deberá incidir. También pareció arriesgado colocar a Jenas-Modric en la media, y el inglés sobra aunque cuenta con galones. En las contras el equipo defendía con cuatro. El croata no apareció, desbordado por el ritmo tan alto, y Bentley no fue ni el del Blackburn ni el de la pretemporada, pero es un valor seguro. No salió nada bien, y en la delantera Bent estuvo fatal tras su esperanzadora pretemporada llena de goles. El problema es que las marchas de Keane y presumiblemente de Berbatov significan 30 goles que hay que reemplazar y para ello debe llegar un gran nueve. Lo bueno, al margen de despistes colectivos, es que se trata de una plantilla muy amplia y uno por uno de enorme valor para elegir, capaz de ganar a cualquiera a un solo partido, pero ya se ha comprobado que todavía no están hechos. Muy firme arrancó el otro candidato serio a inquietar a los cuatro grandes, un Aston Villa menos mediático que con O’Neill quiere reeditar su pasado y a medio-largo plazo está encaminado a ello. 4-2 al City (también quiere llegar alto, pero con un personaje como Shinawatra será imposible por mucho dinero que ponga), con hactrick de Agbonlahor, siguiendo con la alegría ofensiva con la que acabó el año pasado y que le permitió ser por detrás del campeón, el equipo más goleador. Ha conseguido retener sus puntales más preciados luchando en el mercado -Barry, Young-, y mejora en portería y defensa un bloque ya muy compacto, aunque sin tanta profundidad de banquillo como los spurs.

El resto de la jornada nos proponía un interesante Everton – Blackburn, conjuntos que cumplieron con sus objetivos el último año y daban la impresión de mostrarse más débiles. Sin reforzarse mucho los dos, sorprendentemente el encuentro acabó en 2-3 con un gran planteamiento del novato Paul Ince, en el que pocos creían por su inexperiencia pero acertó aprovechando el gran trabajo anterior de Hughes, exprimiendo al 100% a sus hombres. Arteta hizo un golazo a la postre insuficiente. Solo el Hull ganó de los debutantes, remontando al Fulham un 0-1, mientras que el Stoke fue vapuleado por el Bolton. Además, el West Ham aprovechó el estado de gracia de su estrella Ashton que en los primeros diez minutos hizo dos tantos, suficientes ante el Wigan aunque Zaki, otro interesante delantero, recortará distancias. En conclusión, una primera jornada que todos los aficionados llevábamos tiempo esperando, y aunque el sábado nos supo a poco, los partidos dominicales nos recordaron de nuevo lo que podremos ver esta temporada.

Etiquetas:

23 julio, 2008

El Dortmund se permite una alegría

Después de aguantar seis años progresivamente decadentes, tras la última conquista lograda en 2002 con la Bundesliga, por fin la mejor afición de Alemania ha podido festejar un título. Resignándose con las crisis económicas, institucionales y deportivas por la mala planificación que provocaron una gran pérdida de potencial, en ningún momento dejaron de alentar, y esta noche, a pesar de que la época no ayude, la imagen del Westfalenstadion (ahora llamado Signal Iduna Park) bien merecía una victoria. A partido único en campo del más débil se ha celebrado el primer envite de la temporada -aunque realmente no es oficial- la final de la Supercopa nacional, la más precoz de las grandes ligas continentales.

Con el marco a favor, el rival no invitaba al optimismo. El Bayern de Munich no dio tregua en sus fronteras a nadie el pasado año, ganando los campeonatos domésticos de la regularidad y del KO. Por tanto le esperaba el finalista de la copa, un Dortmund que más por coraje que por calidad le planteó en aquella final aprietos hasta el último minuto de la prórroga, pero que sin embargo finalizaría en el campeonato liguero decimotercero, encajando un doloroso 5-0 en su visita al Allianz Arena.

En lo que ambos conjuntos si coinciden, es en el inicio de un nuevo ciclo en los banquillos. Los muniqueses por la ambición de avanzar en Europa contrataron al ex seleccionador Jurgen Klinsmann, mientras que el Borussia ha elegido a Jürgen Klopp como el encargado de hacer cambiar la dinámica negativa. La pretemporada del equipo amarillo arrancó dos semanas antes que la de su rival, y ese trabajo acumulado, tanto físico como a nivel colectivo, se ha hecho notar en el partido de hoy. La intensidad también ha sido fundamental y se ha visto que para el Bayern era poco más que un amistoso, especialmente en la primera parte, donde el Dortmund le ha pasado por encima.

Klinsmann deberá todavía meditar sobre lo que tiene delante, sin tests de verdad ha presentado a un equipo muy verde con debuts como el de Borowski, y en el descanso ha introducido cinco cambios, variando hacia un sistema de tres centrales, en lo que da muestras de que el dibujo todavía es incierto. Klopp y los suyos se concentraron en Suiza y las piernas de los jugadores ya habían aguantado amistosos formales.

El partido en sí dejaba fuera del once a los dos hombres más importantes de cada bando. Frei, lesionado desde la Eurocopa, y Ribery, que todavía no ha entrenado. En la primera parte el Borussia inquietó con movilidad y persistencia, y le valdría finalmente gracias a administrar la renta. Llegaron dos goles, muy seguidos, aunque justo antes Klose falló a puerta vacía con todo a favor. Especialmente por la derecha, con Rukabina y Kuba Blaszczykowski penetrando, sufría el Bayern, en un defecto que arrastra desde el año pasado. Fue precisamente el polaco quién abriría el marcador, rompiendo a Lell en velocidad a la contra en el minuto 29 y definiendo ante Rensing. Tres minutos después, el relevo definitivo del sempiterno Khan, solo pudo mirar a su derecha para observar el colocado lanzamiento de libre directo del húngaro Hajnal, fichaje procedente del Karlsruhe para la media que no pudo estrenarse mejor. Aunque el Dortmund no actuara tan enchufado en la segunda parte, acusando sus esfuerzos, le bastó, porque está vez el Bayern no encontró la flor. Tomó el peso, y el canterano Ekici recortó distancias nada más salir, sorprendiendo por la derecha, aprovechando el espacio libre que le cedió la defensa.

Al final 2-1 y Kehl levantó el trofeo con el que se rompe la sequía, en lo que sirve como revancha por la final perdida hace tres meses y supone la cuarta Supercopa de la historia (1989, 1995, 1996). Pero más que nada, da moral, una necesidad que hasta hoy reinaba por su ausencia. Se puede jugar bien, ser más competitivo y lograr mejores resultados. Porque la plantilla no es de las peores de Alemania, como refleja el último campeonato. Se puede sacar más jugo, y firmar un papel decente. Hoy la defensa ha estado centrada, importantísimo teniendo en cuenta que fue el lastre el último año y en ataque siguen existiendo mimbres. Hajnal distribuyendo ha gustado y se espera muchísimo de él, los costados están bien cubiertos y en la punta hay variantes de nivel.

Echando la vista al futuro hoy en día, la época dorada de mediados de los noventa es imposible igualar, ni siquiera a largo plazo. Pero por todo lo que transmite el Borussia Dortmund, social e históricamente, debe llegar un reflote hacia posiciones más cómodas. Año a año se ha ido perdiendo fuelle, y en 2008 se temió seriamente por el descenso a la Bundesliga 2, obteniendo solo 40 puntos. Ahora, en un proyecto nuevo, esperemos que las buenas sensaciones iniciales se prolonguen, y al menos, no ver un papel tan deslucido otro año más, en el que se volverá a Europa como principal novedad.

Etiquetas:

19 julio, 2008

El Rubin Kazan se desploma

Siete victorias consecutivas al inicio del campeonato ruso colocaron al Rubin Kazan en cabeza con una imprevista jerarquía. Una escuadra con breve historia, de tardía fundación, que ascendió a la máxima categoría en 2002 por primera vez. Sorprendentemente en aquel primer año se logró un tercer puesto, en 2005 un cuarto lugar, y un quinto en 2006, que en ambos casos les permitiría jugar competición europea. De cinco temporadas, solo en dos ocuparon una posición natural para sus posibilidades reales, mitad de tabla para abajo.

La fortaleza con la que arrancaron en 2008 sin embargo nadie la esperaba. El 2007 fue pésimo, y entre un año y otro el club parecía reforzarse más con fichajes mediáticos que con necesarias incorporaciones. En la búsqueda de un delantero de garantías (el año anterior carecieron de gol, y ningún jugador pasó de los cuatro tantos) dio con los semi-acabados Rebrov y Milosevic, ya en horas muy bajas como están demostrando, pese a los detalles que aún conservan, 34 años pesan y ninguno ha sido capaz de anotar en las numerosas oportunidades con las que están contando, rotando entre ellos. Ahora, el internacional ruso Adamov, contratado a mitad de temporada (15 goles en 2007 jugando para el FC Moscu) viene a suplir estos fichajes fallidos.

El que menos nombre tenía pero por quien se apostaba de verdad, era el turco Gokdeniz Karadeniz. Cerca de los nueve millones de euros por un jugador ya experimentado, pequeño pero matón, que no ha hecho sino confirmar las expectativas que giraban en torno a su figura. En el esquema del 4-4-1-1 utilizado por el entrenador Kurban Berdyev, está demostrando su capacidad para moverse entre líneas por detrás del nueve con libertad, aportando movilidad continua en sus acciones, con desmarques mortales al borde del fuera de juego, rapidez y agilidad pese a su corta zancada y cinco goles en su cuenta particular.

Pero la principal clave del equipo ha sido sin embargo otra llegada, la del mediocampista Sergei Semak. Más de una década rindiendo a alto nivel, tras salir del CSKA en 2004 no encontraba su sitio hasta que primero el FC Moscú, y sobre todo ahora el Rubin, le han permitido coronarse como un líder, por el que gira todo el juego de su club. Demostró en la Euro capitaneando a Rusia que a sus 32 años sigue siendo un baluarte sobre el que depositar plena confianza. Personalidad, decisión en momentos importantes en forma de asistencias o goles, trabajo y mucha llegada, la seña de identidad de los centrocampistas de este equipo, que más que por técnica destacan por sus fuertes apariciones desde atrás (Noboa, Sibaya, Ryazantsev, Kobenko).

Si en ataque citamos a estos dos hombres como los cracks del equipo, en defensa y portería han ido surgiendo problemas que han afectado al rendimiento del equipo. No es casualidad que en los primeros siete partidos tan solo se encajasen dos goles, y en los seis siguientes llegaran nueve. El cambio de portero por lesión de Ryzhikov (acaba de volver) en detrimento de Kozko resultaría fatal, pues precisamente coincidió con la derrota en casa por 0-3 ante el Spartak, con una mala actuación del hasta entonces guardameta suplente. En la línea de atrás, Ansaldi está respondiendo al precio pagado por él siendo el mejor de la retaguardia por su carril derecho, con potentes subidas al ataque, aunque al igual que su compañero por la otra banda tarda en replegar y no suelen pegarse a los centrales, concediendo goles en contra al dejarlos al desnudo. Con certeza, es la línea más floja de todas, con marcadores veteranos y en general escasa compenetración, organización y ayudas, dejando la espalda al descubierto y rompiéndose fácilmente -el Spartak interpretó perfectamente estos puntos flacos con jugadas rápidas y cruzadas-.

Desde la citada derrota con el histórico equipo capitalino, no se ha visto reacción, incluida una pequeña mini-gira de amistosos por Austria durante la Eurocopa. Una victoria, una derrota y tres empates en liga, que de momento le mantienen en cabeza pero a corto plazo seguir por esta senda les hará bajar puestos en la clasificación.

La tremenda irregularidad mostrada por los favoritos, unida al aplazamiento de partidos, de momento dejan una clasificación desvirtuada para lo que se espera ver a final de año. El campeón, Zenit, sigue siendo el mejor, pero se relajó placidamente en el desarrollo de la Copa de la Uefa que finalmente alzaron ante el Rangers y ahora marcha a remolque, todavía a diez puntos de la cabeza pero con dos partidos menos. Con un partido más que el líder camina cuarto a seis puntos un Spartak pésimo en juego, que parecía mejorar, pero tras el parón el ridículo ha sido bochornoso, especialmente con la goleada que le endosó el CSKA por 1-5. Séptimo es el conjunto de Gazzaev, con mejor rendimiento fuera que en casa. Outsiders como el Amkar siguen creciendo, para dar más igualdad a un campeonato cada año menos monopolizado, mientras que los clásicos venidos a menos como Dinamo o Lokomotiv se mantienen en la pomada, pero dejando la impresión de aspirar a lugares por debajo del podio. El Rubin, que aspiraba a revelación de la temporada, ya ha comenzado a flojear cuando estamos apunto de llegar al final de la primera vuelta.

Etiquetas:

07 julio, 2008

Así está el mercado en Inglaterra

Con la ausencia en la Eurocopa de los pross tras el sonoro fracaso de la fase de clasificación, Inglaterra ha tenido que sufrir una atípica transición entre el final de la temporada pasada, tan exitoso para sus clubes, y el inicio de la que está por llegar. Eran 14 años sin acudir a un gran evento, y aunque dentro de ellos los traspiés se sucedían continuamente la vergüenza nacional se ha hecho patente con la no clasificación para la fase final. Sigue pareciendo mentira que nadie haya sido capaz de aprovechar una de las mejores generaciones inglesas de la historia, en la que han surgido futbolistas de categoría mundial en todas las líneas menos en la portería (Terry, Ferdinand, Gerrard, Lampard o Rooney).

Pero si la selección permaneció olvidada, los clubes no han parado de trabajar, y pronto se pusieron las pilas para pescar las perlas más interesantes del mercado europeo. Sin demasiados movimientos dentro de las islas, pero si llegadas sustanciosas desde fuera. La última transacción de renombre ha sido la del brasileño Jô Alves al Manchester City por una cantidad record en los citiziens, 23 millones de euros. Hay un rasgo que define a estos jugadores que están poniendo pie en la Premier e ilusiona más aún para el devenir de la mejor liga del mundo: el talento y margen de progresión que se espera de ellos (algunos más creciditos que otros). Preocupante, por otro lado, el excesivo precio en determinados casos, tirando la casa por la ventana y pagando por encima de la valía real, a saldo de crack jugadores no consagrados. Ya no se trata solo rumores, sino que la diferencia económica entre los ingleses y el resto se hace notar. Bien empleado o no, la tendencia se ha expandido hacia la clase media e incluso los clubes pequeños.

El Tottenham de Juande Ramos fue el primero en dar un golpe sobre la mesa, con la contratación de Luka Modric a finales de abril para liderar un centro del campo cojo, al que le faltaba esa pieza que mueva al equipo y nunca deje de ofrecerse siendo un punto sobre el que apoyarse. 22 años únicamente y 21 millones de euros se ha embolsado el Dinamo de Zagreb, en otro verano donde ya ha hecho caja al igual que en 2007 gracias a la venta de Eduardo da Silva al Arsenal. Giovani dos Santos, sin cumplir siquiera los 20 y con todo el fútbol por demostrar, llegó mas tarde como otro fichaje mediático por 6 millones fijos más opcionales. Y un veterano como Gomes espera solucionar al fin las dudas bajo palos. En total, cerca de 40 kilos han invertido hasta el momento los spurs.

A base de talonario, pero reforzando con cabeza un puesto que mostraba carencias, el Chelsea se apropió a primeros de mayo de José Bosingwa, lateral derecho ex del Oporto que coincidirá de nuevo con Luis Felipe Scolari. Su DNI marca 23 años, y 20 millones de euros han tenido la culpa de su traslado a Londres. Otro portento físico para los blues, que si cuaja tienen carrilero para rato. 10 costó Deco, barato pero inexplicable, por muy bueno que sea cuando se mentaliza, en un equipo al que ya sobraban centrocampistas. Para ocupar la misma posición que Bosingwa, llegó Philipp Degen a Liverpool, en principio en un papel secundario. Suplente con Suiza en el europeo, los reds han aprovechado la finalización de su contrato para que no supusiera coste alguno, y obtener lo que puede ser una garantía para rellenar plantilla si olvida la grave lesión que padeció y le dejó estancado. En el carril zurdo Riise perdía protagonismo año a año y fue traspasado a la Roma. Un jugador con cartel y experiencia, por el que solo se consiguen 6 millones. El sustituto, Dossena, que ha realizado una gran temporada en el Udinese junto a Di Natale por su banda, pero apenas goza de tirón en el mercado, salió casi tres millones más caro.

17 millones por Nasri podrían resultar bien empleados al Arsenal si el francés consuma su habilidad y crece en otros aspectos, una opción necesaria que otorgaría desborde en la línea de tres cuartos a los gunners. Más de 6 ha costado la apuesta personal de Wenger, el joven galés Aaron Ramsey, que se dio a conocer en la FA Cup pasada con el Cardiff. Y muy sorprendente fue la contratación de Elmander por un equipo como el Bolton, 13 millones por un delantero que puede aspirar a bastante más. Echando una vista general, mala pinta no tienen estas llegadas. Si, como hemos recalcado anteriormente, obviáramos los precios en algunos casos, diríamos que han sabido moverse con inteligencia. Pero esto es simplemente un aviso, y los ya especialistas en tirar el dinero (Tottenham, Newcastle y Manchester City principalmente), seguirán llenando de noticias los medios, donde arrasan en verano al contrario que en el campo, al tiempo que buscan formar proyectos atractivos y definitivos. Mucha tela por cortar, porque esto no ha hecho más que empezar y los peces gordos aún no han tomado decisiones. En la cabeza de Cristiano Ronaldo, Berbatov, Adebayor, Drogba o Lampard entre otros, está la posibilidad de que el mercado comience a dar vuelcos imprevisibles.

Etiquetas:

28 mayo, 2008

¿Quién apuesta por estos checos?

Grupo A: Suiza, República Checa, Portugal, Turquía.

Convocatoria de Republica Checa
Porteros: Jaromir Blazek (Nuremberg), Petr Cech (Chelsea) y Daniel Zitka (Anderlecht)
Defensas: Zdenek Grygera (Juventus), Marek Jankulovski (AC Milan), Michal Kadlec y Tomas Sivok (Sparta de Praga), Radoslav Kovac (Spartak Moscú), Zdenek Pospech (FC Copenhagen), David Rozehnal (Lazio) y Tomas Ujfalusi (Fiorentina).
Centrocampistas: Tomas Galasek (Nuremberg), David Jarolim (Hamburgo), Marek Matejovsky (Reading), Jaroslav Plasil (Osasuna), Jan Polak y Stanislav Vicek(Anderlecht), Daniel Pudil (Slavia de Praga), Libor Sionko (FC Copenhagen).
Delanteros: Milan Baros (Portsmouth), Martin Fenin (Eintracht Frankfurt), Jan Koller (Nuremberg) y Vaclav Sverkos (Banik Ostrava).


Estuvieron a un ápice de tocar el cielo en la Eurocopa de Portugal, donde enlazaron el fútbol más vistoso de todo el campeonato y cayeron ante Grecia, la futura campeona. Ya llegaron muy tocados al Mundial, y ahora conservan los resquicios del gran equipo que consiguieron. Pero resulta que en 1996 nadie daba un duro por ellos y acabaron segundos. Fueron campeones en 1976 y otras tres veces han conseguido el tercer lugar. Un palmarés europeo que solo superan Alemania y Francia. A la actual República Checa se le tilda de acabada, y lo cierto es que la generación encabezada por Nedved, Poborsky o Berger ya pasó, aunque algunos como Galasek o Koller se resistan, y el gran líder de la generación intermedia como es Rosicky no estará por lesión, un inconveniente gravísimo cuando se esperaba que definitivamente el del Arsenal tuviera la importancia que merece. Los subcampeones del mundo sub-20 no han llegado y aunque serán competitivos sus objetivos deben ser menores que los de otros años.

No pinta de color de rosa una Euro que alcanzaron con autoridad en la clasificación, pero que no transmite unas sensaciones tan positivas como antes. Sobre todo porque ofensivamente, es incomparable con la de hace cuatro años, donde presumían de un arsenal abierto y de primer nivel. En defensa y portería son sólidos y consolidados, pero sobre todo en el mediocampo los nombres no transmiten optimismo. En el Mundial lo pasaron fatal con las lesiones de sus delanteros, los mismos que en 2004 se salieron y los mismos que siguen en el once. Brückner está muy desgastado y tampoco en el banquillo hay grandes variantes, salvo que se de la alternativa a los chavales jóvenes.

Aunque la calidad baje, y físicamente es complicado que aguante el pistón, los checos no renuncian a su estilo, buscarán la posesión cuando el rival se lo permita. Algo que deberían replantearse porque actualmente su mayor virtud está en su fortaleza defensiva. El 4-4-2 en rombo es prácticamente innegociable, y ahí lo único que variarán serán las funciones de los jugadores de banda, posiblemente más cerrados que nunca para ayudar en mediocampo. No hay un gran hombre entre líneas para servir a los delanteros con lo que en ataque buscarán mover el balón hasta abrir huecos, circulando de lado a lado, saben combinar en corto sin pelotazos ni pases sin sentido, intentando paredes o diagonales en los extremos y jugando de fuera hacia dentro, con los centros laterales como arma para buscar a Koller, actualmente el único goleador decente. Falta peligro y falta gol, los disparos lejanos de segunda línea tan buscados no suponen amenazas fuertes.

Ni en portería ni defensa hay interrogantes. Uno de los tres mejores porteros de Europa junto al español y al italiano, y la línea de cuatro en defensa ubicada en Italia, donde triunfan o han triunfado. Grygera nunca ha pasado de ser correcto, mientras que Jankulovski pese a no ser el que era es por su banda uno de los grandes peligros. El zurdo del Praga Kadlec ha jugado bastante y podría entrar en algún encuentro. Ujfalusi – Rozenhal en la zaga, con el de la Fiore como capitán y mariscal atrás, pero un problema por delante. Galasek suele ser el único pivote defensivo y ya está mayor, difícil de entender la poca confianza en un jugador más en forma para estas labores como Polak, titular en el último amistoso.

Para acompañar a los indiscutibles Plasil y Jarolim, Matejovski del Reading ha hecho claros merecimientos pese al descenso de su equipo, aportaría calidad y peligro con su llegada. Sin embargo, lo lógico es que este puesto varíe y tanto él como el veterano Vlcek tengan opciones. La opción de Vlcek sorprende, ha ido muy poco en su carrera a la selección y ahora tiene su última oportunidad, un extremo derecho fuerte y potente al que le gusta encarar en el área y puede aportar más gol. Sorprendería que otro acabado como Sionko dispusiera de minutos. Baros y Koller combinarán de nuevo en la delantera, ya que Fenin, el mejor del sub-20, no ha jugado casi e incluso Sverkos está por delante de él como segundo punta suplente.

El seleccionador: Karel Brückner

Prácticamente de la misma quinta que Luis Aragonés, a sus 68 da la impresión de que su etapa en los banquillos está llegando a su fin. Ha anunciado que dejará la selección cuando acabe la Eurocopa, su selección necesita un cambio y él ha perdido la ilusión del principio, sobre todo cuando no pudo culminar su éxito en el 2004.

Realmente le está costando sobreponerse a la marcha de algunos jugadores y no se ha observado una transición clara en la absoluta, aunque la sub-20 llegara a ser subcampeona del mundo el año pasado y hay mimbres para el futuro a tener en cuenta. Algunos puestos se han quedado anclados con futbolistas muy pasados, y Brückner no ha apostado por un rejuvenecimiento que debería haber sido evidente.

Entre su época como jugador y como entrenador, ha dedicado profesionalmente 25 años al Sigma Olomuc. Cuando acabó en 1998 su quinto servicio desde el banquillo, ingresó en la selección, primero en la sub 21 y a partir de 2002 ascendió a la grande. No variará sus señas y siempre ha mostrado simpatía por el fútbol técnico, de toque en corto y rapidez en la transición de jugadas, el estilo que mejor ha venido a los checos en los últimos años, además de tener en cuenta el rival al que se enfrentaban. Pero, aunque el no sea el culpable de que unas generaciones vengan peor que otras, seis años mellan a cualquiera y no está capacitado para afrontar más retos.

El crack: Petr Cech

El cerrojo bajo los palos, un guardián al que aferrarse ahora que no abundan demasiados recursos en el equipo. Consagrado como uno de los mejores guardametas del planeta, vivió una fatal 2006-2007 con su operación de cráneo y en la temporada que acaba de terminar ha vuelto a pasar por la enfermería, con problemas más leves.

Prácticamente lo tiene todo, aunque desde que se puso la máscara ha perdido algo de seguridad en los balones divididos. Es un monstruo con una envergadura enorme, y a la vez agilidad y reflejos para cualquier tipo de balones, sorprenderle es prácticamente imposible ya que tapa perfectamente su arco. Dirige con autoridad y domina los pies, prototipo de arquero moderno. Le ha quedado la espinita de perder la final de la Copa de Europa en los penaltis, donde no es un especialista.

El eje: Jaroslav Plasil

Ante la ausencia de los ‘jugones’ que abundaban en años anteriores, República Checa se queda con Plasil como hombre a marcar las diferencias desde la segunda línea. Le ha dado un gran rendimiento a Brückner, siendo uno de los más regulares para el grupo y adecuándose al centro o a cualquiera de las dos bandas, aunque no sea un extremo.

Zurdo, ofrece variantes más que interesantes, además de su versatilidad maneja las dos piernas con soltura con lo que es útil para el juego del equipo para tocar el balón. Se mueve mejor por el interior del campo, y prefiere jugar liberado. Tras cuatro temporadas en Mónaco donde ha vivido de todo, se ha estrenado con cuatro goles en Osasuna y espera seguir creciendo, aunque en el aspecto goleador no destaca apenas. Ya fue titular con su país en el pasado Mundial, y con 26 años suma una trayectoria muy valiosa.

El matador: Jan Koller

A sus 34 años Jan Koller dejará el fútbol cuando finalice su tercera Eurocopa. A pesar de haber jugado poco en el Nuremberg, con resultados fatídicos, sigue siendo el delantero más intimidatorio de los checos a la espera de que la nueva hornada de sus frutos (en especial Martin Fenin).

Mas de 2 metros y 100 kilos de peso, 9 años en su selección y clubes de Bélgica, Alemania y Francia a sus espaldas, marcó dos goles importantes en 2004 (Holanda y Dinamarca) donde formó la mejor dupla del campeonato con Milan Baros. No es el del Dortmund pero es la referencia de todo el fútbol que generan los checos. El mejor finalizador, tanto por los balones que gana por alto como cuando carga la pierna y muestra su violencia en el disparo. No se lo piensa dos veces nunca, aunque físicamente ya está muy lastrado y en el Mundial lo pagó. En su mejor época demostró dotes técnicas que pocos con su envergadura son capaces de igualar.

Posible alineación inicial

CECH
GRYGERA ROZENHAL UJFALUSI JANKULOVSKI
PLASIL GALASEK POLAK
JAROLIM
KOLLER BAROS

Pronóstico

Se estrellaron en el Mundial con un conjunto que ya estaba de capa caída y desde entonces no ha sabido evolucionar. Nadie confía en ellos y si no hay sorpresas caerán en la primera fase. Portugal es mejor, Suiza juega en casa y Turquía mira con más optimismo a este torneo, con lo que es casi inviable que unos checos mentalmente tocados puedan ser superiores a sus rivales.

Etiquetas: , ,

27 mayo, 2008

Otro sorteo maldito en el camino de una prometedora Rumanía

Grupo C: Holanda, Italia, Rumania, Francia.

Convocatoria (provisional) de Rumania
Porteros:
Bogdan Lobonţ (FC Dinamo 1948 Bucureşti), Dănut Coman (FC Rapid Bucuresti), Marius Popa (FC Politehnica 1921 Ştiinta Timişoara).
Defensas: Cosmin Contra (Getafe CF), Cristian Săpunaru (FC Rapid Bucureşti), Sorin Ghionea y Dorin Goian (FC Steaua Bucuresti), Cosmin Moti (FC Dinamo Bucureşti), Gabriel Tamaş (AJ Auxerre), Răzvan Raţ (FC Shakhtar Donetsk), Ştefan Radu (S.S. Lazio).
Centrocampistas: Florentin Petre (PFC CSKA Sofia), Banel Nicoliţă, Ovidiu Petre, Nicolae Dică y Mirel Rădoi (FC Steaua Bucureşti), Răzvan Cociş (FC Lokomotiv Moskva), Paul Codrea (AC Siena), Cristian Chivu (FC Internazionale Milano), Adrian Cristea (FC Dinamo 1948 Bucureşti), Ciprian Deac (CFR 1907 Cluj).
Delanteros: Adrian Mutu (ACF Fiorentina), Ciprian Marica (VfB Stuttgart), Marius Niculae (Inverness Caledonian Thistle FC), Daniel Niculae (AJ Auxerre), Florin Bratu (FC Dinamo 1948 Bucureşti).

Ocho años después, Rumanía regresa a un gran evento. Tras pasarlo canutas en la clasificación para el Mundial de Alemania, donde finalmente cedieron ante holandeses y checos, esta vez si superaron la clasificación y de manera autoritaria, por encima de una Holanda a la que repasaron tanto fuera como en casa. No podían desaprovechar una generación de futbolistas que mezcla jugadores contrastados a primer nivel europeo con otros muy provechosos para formar un interesante plantel comandado por el gran Victor Piturca. Será la cuarta Eurocopa de su historia, y en la última (año 2000) ya consiguieron apear a ingleses y germanos en otro grupo de la muerte, en el que también se encontraba Portugal. No hay suerte con las bolas de los sorteos, pero precedentes hay en el pasado y el presente para dar opciones a Rumanía en esta Euro.

Rumanía llega a Austria y Suiza como una de las selecciones más sólidas y mejor trabajadas en los últimos dos años. El Cluj ha ganado su liga -aunque apenas se vea representado- lo que supone un hecho sin precedentes que llama la atención. Por tanto, son los jugadores de los clubes tradicionales como Steaua y Dinamo los que mayor representación llevan, además de quienes ya cruzaron la frontera. No es un grande, pero tampoco le podemos considerar una selección mediana. Su mejor época la vivió en los noventa y bien es cierto que no ha pasado nunca de los cuartos de final en un gran torneo, pero ha tenido equipos y jugadores para hacerlo. De la convocatoria inicial se cae el importante centrocampista Ovidiu Petre, clave en la clasificación e indiscutible, aunque tiene reemplazo y permita a Piturca la opción de jugársela con un centrocampista de visión ofensiva, como podría ser Codrea. También incluyo a tres jóvenes en la preselección, que no cuentan casi con opciones de quedarse (Cosmin Moti, Ciprian Deac y Cristian Sapunaru) en la lista final de mañana. No llega de la sub-21 el jóven Torje, conocido como el Messi del Banat, que no ha despuntado hasta el momento en el Dinamo.

Lo que más gusta de los rumanos es la manera que tienen de conseguir implantar el fútbol que quieren. Llevando el partido a su terreno, como hicieron ante Holanda, son francamente peligrosos. Tácticamente juegan de memoria, y lo hacen excelente, se conocen desde hace tiempo y ya no van a probar nada, saben a lo que juegan. Orden, colocación, lucha, dureza y juego aéreo son sus premisas. Estratégicamente crean peligro, al contar con especialistas tanto en el golpeo como en el remate. Cederán el balón con total seguridad, dejarán el dominio del balón para otro aunque la intensidad en la presión que imponen es pesada y no permite un juego fácil. El esquema es variable, sobre todo en el centro del campo, donde Piturca predispone de dos mediocentros defensivos y es capaz de meter a un tercero desesperando al contrario. Entre el 4-2-3-1 y el 4-3-3 andará la cosa, dependiendo del momento y tomando sabias decisiones dentro de los partidos. Disciplinados y conocedores del oficio, aunque precisamente no sean muy veteranos. Veremos cerrojazos, unos maestros en hacerlos, todo sea dicho, que confían en si mismos (más aun tras el 3-0 que endosaron a Rusia en el último amistoso) y se sienten dominadores controlando el partido aunque no tengan el esférico en sus botas.

Entrando de lleno en el equipo, vamos a ver lo de siempre, con pequeños cambios debidos a un par de lesiones: Ogararu y Petre han jugado casi toda la fase de clasificación pero no llegan a la Euro, por lo que Contra y otro centrocampista (o extremo) acompañaran a Chivu y Radoi. El jugador del Getafe ha regresado por todo lo alto y se encuentra en un momento de forma inconmensurable. Goian es el líder en la zaga, junto a Tamas, el talón de Aquiles atrás, aunque tenga algo más de calidad para sacar el balón. Goian es el prototipo de defensor del este en su versión buena. Ha crecido su importancia dentro del equipo, marcando algún gol que otro decisivo, y es fundamental. Y junto a Contra, Rat se proyectará por la banda aumentando así las opciones ofensivas de un equipo que como mucho, de mitad de campo hacia arriba, coloca a cuatro hombres de talante incisivo. Bajo los palos desde la retirada no hay otro nombre: Lobont. Grandes reflejos, ha encajado pocos goles, aunque no corrija sus salidas fallidas.

El buen hacer de Cocis en la selección –aunque casi no juega en el Lokomotiv-, y la habitual presencia de Nicolita, hace prever que jueguen los dos, colocando al del Steaua a banda cambiada ya que le asegura trabajo. Mutu entre líneas es la pieza básica de cada jugada en movimiento. Marica mejora en la selección, y los dos forman una dupla rápida y bien conjugada, aunque Niculae puede tener sus opciones. No tienen un gran nueve, pero Mutu es mucho Mutu para inventar en cualquier momento. Y como decimos, sus esperanzas recaen más en cualquier llegada a balón parado, donde sus torres se incorporan y los Chivu, Mutu o un Dica estancado que tendrá difícil jugar, pueden presumir de disparo.

El seleccionador: Victor Piturca

Al escuchar el nombre de Victor Piturca a muchos se le viene a la cabeza aquel delantero que rompía redes en su época del Steaua Bucarest. Campeón de Europa en un dramático duelo contra el Barcelona, como jugador no contó con demasiadas oportunidades en la selección, pero desde que colgó las botas y decidió dirigir a partir de 1992, ha pasado la mayor parte de su carrera en el banquillo a caballo entre Steaua y el combinado nacional.

En su primera etapa clasificó al equipo para la Euro de Holanda-Bélgica, en el declive de tipos legendarios como Hagi o Popescu. Regresó cinco años mas tarde, en 2004, una segunda oportunidad en la que ahora parece estar arropado y contar con la confianza total, pese a ser criticado por algunas convocatorias un tanto conservadoras y no calificar al equipo para el Mundial.

Lejos de las pequeñas críticas, ha conseguido dotar a Rumania de un estilo definido por el que apostar: Fuerza, garra y equilibrio en el centro del campo, tanto que deja muy poco lugar a errores. En la fase de clasificación ha permitido pocos goles en contra, y ha superado a Holanda, quien no fue capaz de batirle en 180 minutos y comprobó de buena mano que los rumanos son un hueso duro de roer. Muy duro, por el sistema tan asentado y maduro existente en la zona de retaguardia.

El crack: Adrian Mutu

Futbolista especial. No ha corrido buena suerte en este final de temporada teniendo que superar varias lesiones, lo que no oculta su tremenda temporada como líder de una Fiorentina de Champions. 6 goles importantes en la fase de clasificación (al final cuando ya no había nada en juego no participó al estar lesionado), muchos de ellos abriendo el camino, y 22 en su equipo entre Serie A y Uefa pese a sus problemas físicos.

No hay quien le pare y lleva ya un par de años a un nivel sublime. Asume responsabilidades y aparece cuando se le necesita, todo el asunto de las drogas quedó ya muy apartado y se ha batido a si mismo. Actualmente se encuentra en el momento más excelso de su vida en el terreno deportivo, no se le quita la sonrisa de la boca. En cualquier ranking europeo que hable de los mejores delanteros, debe estar Mutu sin discusión. Completo como pocos, puede jugar en el centro o tirado a la banda izquierda con las variantes que ello facilita, suele actuar con un nueve al lado, en este caso Marica. Grandes cualidades físicas y técnicas, especialista en penaltis y faltas, en su disparo aúna potencia y precisión, y lo que le hace aún más grande es que asiste igual que golea. Muy infravalorado.

El eje: Cristian Chivu

Bajó el nivel en su primera temporada en el Inter, donde desde el principio no ofreció las mejores sensaciones. Aunque en la selección su rol es otro completamente distinto, juega por delante de la defensa desde que Goian y Tamas se afianzaron atrás, y constituye el perfecto equilibrio, al combinar el espíritu defensivo con su fluida salida del balón.

Roberto Mancini le ha utilizado de comodín, pero con Rumanía no es uno más, sino uno de los líderes, por carácter competitivo y experiencia en Italia. Rápidamente Piturca tuvo claro lo que quería hacer con el en esta clasificación y acertó de lleno. Da una cantidad de opciones ilimitada, al ser tan valioso en numerosos aspectos. Como el resto de sus compañeros, suplen la poca velocidad con apoyos y sin dejar demasiados metros de espacio para el rival. Hasta el momento, no han fallado.

El tapado: Razvan Rat

Son ya cinco temporadas en Ucrania jugando para el Shaktar Donetsk desde que salió del Rapid de Bucarest. Este año ha vuelto a ser campeón, y seguramente por la poca trascendencia del equipo no sea tan conocido ni valorado en el viejo continente como debería. Llega ahora la oportunidad de destaparse en la Eurocopa.

Fijo en el carril izquierdo, Rat es un lateral de proyección ofensiva durante los 90 minutos, y buenas dotes para defender. De lo mejor que se puede ver a día de hoy en esta posición. Nunca va a loco, piensa y actúa, eligiendo siempre la que piensa es la mejor opción. Por eso es tan válido. Le gusta cercar a su oponente, tapar bien de cerca, y en cuanto tiene la ocasión subir como una bala por su banda para sorprender. No tiene demasiado gol, aunque los ha hecho y muy buenos con su zurda desde lejos. Físicamente destaca su frescura, y mentalmente es un avanzado, mostrando atrevimiento para llevar a cabo lo que desea.

Posible alineación inicial

LOBONT
CONTRA GOIAN TAMAS RAT
COCIS CHIVU RADOI NICOLITA
MARICA MUTU

Pronóstico

Tener en el mismo grupo al campeón y subcampeón del mundo es mucha tela que cortar. A su favor está su solidez, y a buen seguro darán más de una sorpresa en su propio grupo, porque no se les ha visto partidos malos, pero la lógica dice que no superen la fase de grupos, aunque en encuentros previos ya haya plantado cara a grandes selecciones. Mucha mala suerte pero pocos se atreven a descartarla, lo cual dice bastante de ellos como posibles mata-gigantes.

Etiquetas: , ,

26 mayo, 2008

Rusia buscará en la Euro romper sus maleficios


Grupo D: Grecia, Suecia, España, Rusia.

Convocatoria (provisional) de Rusia
Porteros: Ígor Akinféev (CSKA Moscú), Vladímir Gabúlov (Amkar) y Viacheslav Malaféev (Zenit San Petersburgo).
Defensas: Alexandr Anyukov y Roman Shirokov (Zenit San Petersburgo), Alexéi Berezutski, Vasili Berezutski y Serguéi Ignashévich (CSKA Moscú), Denís Kolodin (Dinamo Moscú) y Renat Yanbáev (Lokomotiv Moscú).
Centrocampistas: Diniyar Bilyaletdínov (Lokomotiv Moscú), Vladímir Bystrov y Alexandr Pavlenko (Spartak Moscú) Yuri Zhirkov (CSKA) Konstantín Zyriánov (Zenit San Petersburgo), Ígor Semshov (Dinamo Moscú) Dmitri Torbinsky (Lokomotiv Moscú), Oleg Ivanov (Krylia Sovetov Samara) y Serguéi Semak (Rubín Kazán).
Delanteros: Andréi Arshavin y Pável Pogrebnyak (Zenit San Petersburgo), Román Pavlyuchenko (Spartak Moscú), Iván Saenko (Nuremberg, Alemania), Dmitri Sychev (Lokomotiv Moscú) y Román Adámov (F.C. Moskvá).

Desde el adiós de la desaparecida Unión Soviética, Rusia no ha destacado en ninguna cita importante tanto europea como mundial. Fue aquella volea imposible de Van Basten a Dassaev la que marca un antes y un después en las participaciones de Rusia en los grandes eventos. La Eurocopa perdida en 1988 fue la última hasta la independencia, llevada a cabo en 1991, y para muchos causante de la decadencia en cuanto a resultados, por el plus que le aportaban jugadores de otros territorios.

Ya sea gafe o mal fario, desde entonces no se pasa una primera fase en ningún torneo internacional y ahora llega el momento para hacerlo. Yartsaev obró el milagro con la clasificación para la Euro 2004, y Hiddink busca seguir la línea, compensando un bloque que equilibre juventud y veteranía, y trabajando duramente para dar con la mejor combinación de jugadores posible, todavía con demasiados aspectos en el aire a estas alturas, entre una defensa siempre criticada que ha tenido problemas y un ataque alegre y cada vez más letal. Entre medias de Yartsaev y Hiddink, Semine y Borodyuk fracasaron, al igual que Gazzaev previamente, lo que cortó la progresión.

El espejo al que mirarse todavía muestra brillo en su reflejo y no es otro que el del Zenit de St Petersburgo. Copiar con acierto las virtudes del campeón de la Uefa sería toda una ventaja. Defensivamente, donde más inseguridad existe, Anyukov y Shirokov tendrán su oportunidad para destronar a la vieja guardia del CSKA, han pasado a ser titulares demostrando que los gemelos Berezutski e Ignashevich no son mejores, sobre todo en una catastrófica defensa de tres que ha pasado al desuso, aunque se conozcan más. Entre ellos y Kolodin se dividirán las oportunidades. Sea como sea, seguirá siendo la línea más insegura. En la portería, tanto Gabulov, como Akinfeev y Malafeev se han turnado, jugando especialmente el primero, pero ya recuperado plenamente de su grave lesión del pasado será el del CSKA quien ocupe la meta.

Rusia ganará en contención en la medular, utilizando un doble pivote compacto, bastante rocoso y fuerte para el repliegue (Shemshov – Semak), pero ni mucho menos defensivo. Tomando precaución para las ayudas ya que suele dejar las bandas para laterales meramente ofensivos, una mentalidad muy diferente a la del pasado. Zyrianov por delante es el cerebro, mientras que Bilyaletdinov como fijo, y los rápidos Bystrov, Torbinsky y Zhirkov para otro puesto, abrirán bandas buscando ese juego cuando falte Arshavin, pero con pocas posibilidades para jugar de inicio. Cuando Andrei esté de vuelta, el esquema deberá recomponerse y entonces se barrunta mayor juego por el centro, quitando importancia a unas alas que deben llevar todo el peso en los dos primeros partidos. El ejemplo de ceder el balón del Zenit, con contraataques rápidos y triangulaciones precisas, permutas y movimientos, será el plan de ataque, para no estancarse así en una posesión horizontal que no conduzca a nada. Por ello en el banquillo quedará talento por pulir (un dilema saber encajar), pero Hiddink prefiere la solvencia, aunque también hay que reseñar que hay suficientes jugadores, como Shirokov, Shemsov o Zyrianov para aguantar el balón. Si juega Shirokov, la salida desde atrás será fluida por el centro.

Arriba, demasiados hombres para un puesto. Lo bueno es que hay un futbolista para cada situación, y no es sorprendente que un gran delantero como Kherzakov se haya quedado fuera por su mal estado físico. Pogrebnyak y Pavlyuchenko se juegan el puesto de nueve, pero por delante en la selección está un Sychev más contrastado e ideal para jugar a la contra por sus arrancadas rápidas. Quizá ni juegue con un nueve puro, ya ha sido alguna vez el Plan B apostar por uno de los altos como desatascadores, con el pequeño punta del Lokomotiv como titular formando pareja con Arshavin.

El seleccionador: Guus Hiddink

Con 61 años a sus espaldas, a Hiddink ya se le considera un viejo zorro con el que hay que cuidar todo tipo de detalles. Capaz de crear grandes bloques nacionales, a Holanda la clasificó en el cuarto puesto en el Mundial 1998 y con mucho menos llegó al mismo lugar dirigiendo a Corea en el 2002. En su última experiencia, con los socceros australianos, alcanzó los octavos.

Futbolista sin demasiado éxito, comenzó en 1982 en los banquillos, viviendo aventuras tanto en su país (triunfó en el PSV Eindhoven en sus dos etapas), como fuera de él, especialmente en España donde llegó al banquillo del Bernabeu. Lo ha ganado todo a nivel de clubes y esta es ya la cuarta selección a la que dirige, todo un trotamundos.

Desde su llegada en Abril de 2006 ha conseguido pasar página de una selección que fracasó en el anterior europeo y no se clasificó para el pasado mundial. Un equipo equilibrado que busca exprimir al máximo su calidad con un abanico de opciones atacantes, aunque ha sufrido severas derrotas cuando se ha enfrentado a naciones de nivel (Holanda, Inglaterra, Rumanía). Saber con que esquema y jugadores partirá de inicio en la Euro, es de momento una incógnita.

El crack: Andrei Arshavin

El mago de St Petersburgo se ha quitado la máscara para el gran público y ya no es simplemente un mediapunta con talento y pases imposibles, sino un crack europeo, determinante como pocos, que ha llevado al equipo de toda su vida a ganar el segundo trofeo más importante del viejo continente cuando hace unos años eran todo un modesto.

Dicen algunos que Hiddink arriesga con el, llevándole pese a su sanción para los dos primeros partidos, pero nadie como el sería capaz de aparecer en el tercero y guiar a su selección dando un paso al frente. Semblante gélido, congelado, típico del este, de piernas para abajo es uno de los elegidos a día de hoy. Explosivo, con un cambio de ritmo impredecible, el balón cosido, recursos técnicos, chispa, ingenio, agudeza, genialidad y sensatez, aunque no tenga carácter de líder. El mejor de Rusia y de Europa del este en la actualidad.

El eje: Konstantin Zyrianov

La voz de la experiencia en un centro del campo nutrido en su mayoría por sabia joven y fresca, necesario por todo lo que aporta al juego del equipo. Cuando no juega se nota (amistoso frente a Rumanía). Izmailov y Bystrov le dejaron paso y ahora no hay quien le sustituya. De hecho, en el Zenit cumple una función parecida, imprescindible. Advocaat le recuperó de la elite cuando languidecía en el Torpedo.

Versátil, se adapta al centro del campo o a la banda derecha, es un jugador con visión ofensiva que aporta su grano de arena en el juego de transición y toque que propone Rusia. Temperamento y mucha llegada al área desde su posición, el descosido que le hizo a Demichelis en Uefa nos dejó sin palabras y da muestras de que individualmente posee sobrada calidad. Defensivamente se encontrará si cabe más liberado que en su equipo donde suele actuar un único mediocentro, ya que Shemsov y otro medio (Semak seguramente) le acompañarán, permitiendo así que el del Zenit sea un martillo continuo.

El matador: Pavel Pogrebnyak

El abultado bajón en el juego de Roman Pavlyuchenko, clave en el partido contra Inglaterra por su doblete y ahora suplente en el Spartak a pesar de mantener sus registros, dejará a Pogrebnyak como titular en la punta de ataque. Máximo goleador de la Uefa, sus 11 goles en el viejo continente han servido a su equipo para llegar a una final que no pudo disfrutar. Machacó las redes de Villarreal, Marsella, Leverkusen y Bayern, y ahora espera gozar de la oportunidad pese a no haber contado con demasiados minutos en la fase de clasificación. Hiddink le conoce perfectamente, le llamó cuando todavía jugaba en el modesto Tom Tomsk, y en el amistoso de preparación contra Kazakhstan fue titular.

La pareja que ha constituido con Arshavin ha sido sobresaliente. El Zenit se ha enriquecido de esta dupla maravillosa, que de no ser por la sanción del mediapunta también formaría para la selección desde el inicio. Pogrebnyak es la punta de lanza. Alto y tosco de apariencia pero guarda una gran inteligencia, sus movimientos aunque lentos son certeros, difícil de contrarrestar y ante todo destaca por su capacidad de definición. No se le puede dejar respirar porque hace daño aunque parezca aislado. Desde cualquier lado, aunque tenga muy claro cual es su posición en el campo y no necesite demasiados metros para desplegar su artillería.

Posible alineación inicial
AKINFEEV
ANYUKOV - SHIROKOV - KOLAROV - ZHIRKOV
SHEMSOV - SEMAK
BYSTROV - ZYRIANOV - BILYALETDINOV
POGREBNYAK

Pronóstico

Capaz de ser perfectamente una de las revelaciones del torneo, su abusiva sangre fría le puede condenar en cualquier momento. El talento existe y quieren llegar a cuartos de final, superar la barrera maldita, y a partir de ahí ya tocaría un cruce complicado que les mandaría de vuelta a casa. Igualar el primer puesto de Eurovisión queda lejísimos para un conjunto en crecimiento.

Etiquetas: , ,